jueves, 2 de mayo de 2013



NO SE ME OLVIDA el nacer de tus entrañas
ni tengo en mis adentros mas raíces,
ni mi sangre,despierta entre mis venas,
me desteta de tu mismo corazón.
Cuanto tengo soy de tus adentros
y me empeño,día a día,en redimirlo,
hacerte manantial de mi latido
y besarte,como el que se llena de amor,
para sentir en sus labios
el material dulce y vivo que más quiere.
NO SE ME OLVIDA tu fuente,
ni la sed del hijo que amamantas cada día
con tu presencia,tu costado,
tu cálida mirada y endeble voz,
viva y despierta todavía.
NO SE ME OLVIDA tu corazón máculo
ni tu grandioso ser
donde la cuna de unos brazos
aún mecen el porvenir de unos sueños.
Aquellos míos que siempre tendré
sintiéndote como madre,
viviéndote a mi lado,
quiriéndote como nunca.
NO SE ME OLVIDA tu primer mandamiento
ni de tí lo que más quiero:
hasta el último día
una madre...
              lo primero.